0

Su Carro es Vacío

noviembre 19, 2019 2 Lectura mínima

Los corredores en todas partes recibieron buenas noticias este mes en la forma de un nuevo estudio que aconseja tomar a las calles, hasta para cantidades de tiempo cortas, le puede hacer vivir más largo.

La investigación australiana publicada por el Diario británico de la Medicina deportiva examinó 14 papeles, que examinaron la salud de más de 232.000 personas para entre 5,5 y 35 años. Staggeringly, descubrieron que casi cualquier cantidad de la marcha - hasta menos de 50 minutos por semana - se unieron al 27 por ciento pasan al riesgo de la muerte temprana.
Más expresamente, también encontraron que tuvo que ver con una reducción del 30 por ciento del riesgo de la muerte de la enfermedad cardíaca y una reducción del 23 por ciento del riesgo de la muerte del cáncer.

Y no tiene que empujar el paso tampoco. Los participantes que corrieron más despacio que 6 millas por hora, o 10 minutos por milla, todavía cosechaban las ventajas de un modo comparable hacia los que emprenden un volumen aumentado.

Las conclusiones deberían dar los no implicados en el ejercicio cardiovascular aún más motivación al cordón sus entrenadores y sacar la puerta. El profesor de la biología evolutiva humana en la Universidad de Harvard Daniel Lieberman era
no sorprendido por los resultados como dice a la gente desarrollada para correr.

“Uno de los mejores modos de evitar necesidad tener de ver a un doctor”, él explica“se debe quedar físicamente activo”.

El libro Nacido para Correr por Christopher McDougall presenta una teoría similar que nuestros antepasados se acondicionaron para andar en busca de la presa sobre muchas millas, y por lo tanto podemos ganar a muchos estado físico y ventajas de salud mental de la marcha de distancia.
“Cultiva más tubos capilares y pequeñas arterias”, sigue Lieberman, “y esto ayuda a bajar su tensión arterial”.


Suscribirse